miércoles, 26 de enero de 2011

Creo


Creo que aún tal vez piensas en mí
Creo poder captarlo
Creo que al fin nada tiene fin
Creo desesperado
Creo que morir es una sensación
Creo que vivir podría serlo
Pero ahora es algo mucho más real
Creo que salí a ver un poco el sol
Creo que te vi bailando beatles
en alguna vieja casa del lugar

Creo que aún tal vez piensas en mí
Creo poder captarlo
Y ya no quiero verte tan triste, triste así
Creo que estás llorando
Me acuerdo que abrí la puerta y eras vos
Después me perdí mirándote desnuda
Y te reías de mi cara de maldad
Entonces sentí la cima del amor
Y si me caí, no importa
Porque todo todo todo todo todo todo esto es de los dos

No quiero nada que nos haga mal
Yo creo
Yo creo y con eso basta

Creo que aún tal vez piensas en mí
Creo poder captarlo.

De alguna forma nena vas a salir
Por esa puerta nena vas a salir

Forgive and forget

¿Por qué sigues intentándolo? No vale la pena. Escuché lo que tenías que decir… y ¿sabes? Sí que me hizo mal. No recuerdo haber tenido tal sensación, como si las ganas de llorar te recorrieran desde el talón, pasaran fuerte por tu espalda y, al llegar a tu garganta, no se quisieran mover de ahí. Nunca.
¿Aún esperas que siga acompañándote? ¿Crees que esto funcione? Después de esto no sé si me quedarán sueños… de esos que veía en mi cabeza cuando tenía unos siete años. Y ahora parece que los días van y vienen, que se repiten una y otra y otra vez… me parecen todos iguales.
Mírame. Nunca pensaste que todo iba a salir tan mal ¿cierto? Ni mis manos, ni los aromas, ni mis palabras tienen algún sentido. Siento que dentro de mí está dejando de funcionar.
No puedo creer que ya sea tan tarde. No creo que sirvan unas disculpas. Estamos en nuestro límite. No hay más.
Tan tonta. Lo debí saber. Lo debí imaginar. Se escapó mi nube y ahora, por fin, tengo la valentía de decir que no soy tu princesa, ni la de nadie, que los cuentos de hadas no existen, ni siquiera una historia parecida, no existen los finales felices, ni el destino de estar juntos si somos menos de un punto en el mundo y… ya no espero a nadie que aparezca en mi ventana y me diga lo que siempre quise. Ya no. Es tan tarde.

sábado, 15 de enero de 2011

No pares


Fuiste el primero en tomar de mi mentón al besarme, ¿sabías eso? Me daba escalofríos pensar que eso había pasado... sólo lo había visto en películas y tu lo hacías lo suficiente como para encontrarme cada vez... como si cada día fuese el primero.
Me enseñaste más detalles y una nueva forma de tomarnos de las manos. Me mostraste cómo mi canción favorita en piano, sonaba en guitarra. Explicaste cómo mirar las estrellas y cómo tratar conmigo misma.
Si alguien, cualquier persona, me hubiera dicho que en un par de meses desaparecerías y que después ibas a actuar como si nada hubiera pasado... no lo hubiera creído. Me hubiera enojado y, para tranquilizarme, me repetiría que tu no eres de esa forma... que te importaba mucho y que habías prometido quedarte cerquita de mi y cuidarme... y quererme.
Creí en cada una de las palabras que salieron de tu boca. Te creí. Era un dogma. En serio. La única verdad.
Ya te fuiste y de vez en cuando apareces para verificar si aún estoy ahí para ti. Quieres revisar si maduré lo suficiente como para... no sé para qué en realidad.
Las cosas son tan distintas ahora. Quién lo hubiera dicho... han pasado varios años ya y aún no sé si vamos hacia algún lugar. Yo creo que sí. Espero que sí.
Me enoja un poco, de hecho. Si volvieras a decirme algo, cualquier cosa, y sin dudar, creería cada palabra... de nuevo lo haría. Es que no paras. No paras de aparecer cuando cierro mis ojos y no paras de ser el protagonista de cada sueño que tengo. Es que no paras de ser tu.

jueves, 13 de enero de 2011

Irremplazable

Recién terminé de eliminar todo lo que había en mi pieza sobre ti. Se siente tan bien. Adiós drama, adiós… a todo. Por fin. Aunque debo confesar que me dio un poco de pena, pero por ti… claro. No sabes lo tranquila que estoy. Ni me arrugo al dedicarte este tipo de palabras. Pudiste atacar cualquier aspecto de mi, menos este. No este. Qué cobarde. No quedarás impune. Y es por eso que no me preocupa en absoluto. No tendré delicadeza contigo, ya no.
Definitivamente sólo tengo este tipo de líneas para ti y ¡se siente tan bien! Me alejé del caos que significaba estar cerca de ti. ¿En serio te creíste tan irremplazable? Después de todos los escándalos, ¿creíste que me iba a costar? Parece que no sabes nada de mi. Te dije que me alejo de la gente como tu. No lo recordaste. Reemplazarte me costó re poco: un par de minutos y hallé alguien muchísimo mejor.
Nunca más te creas tan fundamental para alguien después de todo. Creerás que soy tonta y que no encontraré alguien que me quiera tanto y me entienda como tu lo hiciste. Pero, ¿sabes? Si, fuiste reemplazable. Ya lo hice. Él sí que es mejor. Él entiende palabras. No es sicópata y lo hace mejor que tu.
Te envío mi mejor sonrisa.

martes, 11 de enero de 2011

(...)

I'm asking you to take me just the way that I am

sábado, 8 de enero de 2011

Cuidado, puede ser demasiado


Cada vez que abres la boca todo lo que escucho son palabras sin ningún sentido, mal conectadas. Veo moverse tu boca, creo que lo hace. Haces un par de ruidos... lo siento, sigue practicando.
Es que para que entiendas algo tengo que explicarte lo mismo muchas veces. Lo peor es que no sirve cambiando las palabras. Sólo debo repetir la idea (con las mismas palabras exactas) y quizás entiendes el concepto. Quizás. Uso las palabras más simples que conozco... esas de cuando me enseñaron a hablar. Incluso ahora no sé si comprendes lo que digo, ¿entiendes?
Hablas, hablas, hablas y no dices nada. So stupid, hon.
¿Para qué fingir? Si eres tan listo, ¿por qué actúas como si no hubiera nada en tu cabeza? Te das del gran pensador y no tienes idea de cómo escribir las palabras más simple de cualquier silabario (que es un libro pequeñito con sílabas sueltas y palabras divididas en sílabas que se usa para enseñar a leer).
Pobre de ti. Por más que luzcas como un hombre, creo que tienes más actitudes femeninas que yo. Y si es así... le das a las mujeres mala reputación.
Pobre cerebro muerto. ¿Para qué seguir pretendiendo? Te imagino justo ahora rascándote la cabeza, pensando qué es lo que significa todo esto. Dios mío.

Stripped


A veces cuesta comenzar. Cuesta conocer y es a eso que te invito.
Acércate más. Aún más. Hasta que comiencen las vibraciones en tus manos y las palabras molesten a tus pies. Por fin, aquí esta. Déjame presentarte a mi yo real.
Lo siento, no soy moldeable.
Lo siento, no puedes definirme y no me envuelves tan rápido.
No soy perfecta y me importa una mierda.
No soy manejable y no te dejaré empujarme. Ni lo intentes.
Disculpa, no tengo tiempo para hablarte.
Lo siento, no soy quien quieres. No miento y no finjo. No tengo porqué.
Lo siento, no soy virgen y no me arrepiento.
Digo lo que pienso, no me guardo nada… es que sé lo que quiero.
Y aquí estoy, sin maquillaje, sin esconder y sin pretender.
Soy yo. Desnuda.