miércoles, 22 de diciembre de 2010

Pink - Please don't leave me


I don't know if I can yell any louder
How many time I've kicked you outta here?
Or said something insulting?
I can be so mean when I wanna be
I am capable of really anything
I can cut you into pieces
When my heart is broken

Please don't leave me
Please don't leave me
I always say how I don't need you
But it's always gonna come right back to this
Please, don't leave me

How did I become so obnoxious?
What is it with you that makes me act like this?
I've never been this nasty

Can't you tell that this is all just a contest?
The one that wins will be the one that hits the hardest
But baby I don't mean it
I mean it, I promise

Please don't leave me
Oh please don't leave me
I always say how I don't need you
But it's always gonna come right back to this
Please, don't leave me

I forgot to say out loud how beautiful you really are to me
I cannot be without, you're my perfect little punching bag
And I need you, I'm sorry

martes, 14 de diciembre de 2010

Inside of her: Watch me burn


Al principio me importaba que me viera llorar, pero fue hace hartos años ya que me acuerdo poco. Vivimos bajo el mismo techo y me da risa que siempre es lo mismo lo que hacemos: tener sexo y pelear. Supongo que es la costumbre lo que no hace que me urja. ¿Y si no peleáramos? Eso sería muy raro. No hay nada más rico que reconciliarse con el sexo... no po, no hay.
¿Y para qué te voy a mentir? No soy nada de tonta y sé que él me engaña y que me miente... pero no me importa porque sé que su corazón está conmigo y eso es lo que vale ¿no?
Peleamos por plata la mayoría de las veces, pero otras no. Hay veces que él me dice que soy fea, guatona y tonta. Yo le digo que no y me enojo y lo empujo. Él me sostiene del brazo con mucha mucha fuerza. Una vez le escupí. Sí, esa vez me pegó súper fuerte. Pero creo que me lo merecía por las cosas que dije y también hice. Yo no le debo escupir a mi marido.
Creo que fueron dos veces que intenté escapar de la casa, porque a veces me duele cuando me pega y me obliga también a tener sexo. No me he ido porque me gusta vivir con él, si de vez en cuando igual se porta bien conmigo. No me he ido porque me gusta estar para él, siempre. Ese es mi deber, aunque sea para que él descargue sus problemas. No me he ido porque yo lo amo mucho. Por eso no lo he hecho. No, no me importa lo que él haga. Yo quiero estar con él y no acordarme de lo que ya pasó. Eso es el amor y no otra cosa, ¿cierto?

viernes, 3 de diciembre de 2010

Teenage dream

Quiero que cada febrero me acompañes a caminar por la playa. Quiero que cada viernes bailes conmigo. Quiero que cada noche me abraces antes de dormir. Si es que podemos.
Mi corazón se detiene cada vez que me miras. Gracias a ti, volví a creer en todo lo que alguien me había dicho y demostrado que no existía.
¿Cómo no sonreír? Para ti soy hermosa aún sin maquillaje. Soy graciosa incluso cuando estoy seria. Soy tierna cuando estoy avergonzada. Soy todo para ti. Me encanta y me sonroja.
Eres mi cielo en la tierra.
Eres lo primero y lo último.
Eres mi teenage dream.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

No more pretending


Ahora que estoy frente a ti, mirándote a los ojos y con mi corazón en las manos, te pido que me quieras tal y como soy, que nunca me dejes sola, que me cuides y abraces siempre, que me beses con los ojos cerrados y que me tomes de la mano sólo cuando sea necesario.
Te amo.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Outside 2

Sus pasos retumbaron fuerte. En sus manos tenía una caja de cartón. Caminó rápido y fuerte por el pasillo del departamento en dirección a la pieza.
Él estaba sentado en la orilla de la cama no entiendendo absolutamente nada de lo que estaba pasando, cuando ella llegó a la pieza tirándole la caja con fuerza. Él se levantó pidiendo explicaciones y de respuesta consiguió solo gritos y malas palabras. Comenzó a guardar sus cosas.
Ella salió de la habitación, caminó al mismo ritmo hasta el comedor, tomó el teléfono y pidió un radio taxi... de urgencia. Al mismo tiempo, él seguía guardando sus cosas más importantes, luego, otro día, mandaría a alguien a retirar el resto.
Ella volvió a la habitación. Muy de pie en el umbral de la puerta lo miraba cómo guardaba sus cosas. No parecía que tuviera pena.
Él intentaba hacer caber lo que más podía y de vez en cuando ella interrumpía reclamando que lo que estaba tomando era suyo y lo trataba de idiota.
Había llegado el taxi. Ella lo acompañó a la entrada del departamento, escuchó un par de cosas que él quería decir, ladeó la cabeza y le cerró la puerta en la cara.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Inside


No parece ser mentira: cada decisión que tomo termina siendo otro error. Es que no entiendo. Me duele y mucho. Te quiero cerca. Sabes cómo hacer que quiera. Aún no puedo mostrar que perdí el control... pero estoy por caer. Puedes hacer lo que tú quieras. Es que eres el que me haces peor, el que sabe cómo quebrarme, el que sólo me da problemas y lágrimas. Eres de esas personas que busco alejarme. Ahí el problema: no quiero y si quisiera, no podría. No sé hacer nada sin ti.
Me duele hasta el alma porque no puedo dejarte ir, porque no tengo ni pies ni cabeza, porque me da pánico no poder alejarme nunca. Parece que esta pesadilla no termina aunque grite, llore y sangre pidiendo ayuda. Sobra que sonrías y una vez más me recuerdo que no puedo (y no soy capaz) de odiarte. Sólo puedo amarte. Es en serio, eres artificialmente dulce.

sábado, 30 de octubre de 2010

Poca ropa



De todas maneras le hacia falta. Hay ciertas veces que el viento te saca los problemas, que se los lleva con él, y él a cambio de llevarse tus problemas, te deja un olor, uno curioso, en eso pensaba. ¿Qué pasaría si el viento se acaba?, no podía dejar de preguntarse. Caminaba despacio, muy despacio. El frió se le notaba y por primera vez, no le molestaba su pelo desordenado. Caminaba conversando con ella, escuchando cada palabra que salía de su imaginación. Sí que estaba cansada, con tanto en su cabeza por tanto tiempo... para nadie es fácil, se dijo, tengo que estar orgullosa de mi. Llegó a su casa, no saludo a las personas que estaban allí y se fue a su pieza. Derecho a su cama. Cerró los ojos e intentó pensar en algo o en alguien. Cualquier voz en su cabeza la hubiera ayudado en ese momento. Sentía voces lejanas, muy lejanas, susurrándole sus historias, pero ella no alcanzaba a escuchar. Respiró profundo, seguramente eran sus propios pensamientos los que hacían ruido. Se desvistió. Extrañamente, la poca ropa siempre le traía la tranquilidad que necesitaba. No sintió ni escuchó nada. Buscó en sus recuerdos y los intentó mezclar con canciones y no pudo. Nada salía de ella. Literalmente el viento se llevó todo, dijo en voz alta. Se levantó de su cama, se sentó frente a su computador y esto fue lo que salió obligándose a escribir. Tantas letras la ahogaban.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Me caso

Quiero casarme. Sé que lo he dicho mil veces (o quizás más). A mi favor tengo que decir que no es tanto por la emoción del evento, ni por el vestido, ni por los detalles, ni por la torta ni por nada... es el novio. Es tener esa relación tan perfecta dentro de todas sus posibilidades. Eso es lo que quiero. Quiero mi mejor amigo. No quiero dudas. Quiero comprar juntos los anillos, quiero reírme, quiero flores (muchas flores). Quiero, y aunque suene extraño, quiero una rutina. Esa rutina que no aburre. Quiero despertar todos los días con la misma cara, quiero reírme de las mismas cosas y quiero aguantar las mismas mañas. No le veo lo malo. No entiendo porqué no creer en el matrimonio. No es perfecto, y no espero que lo sea. Quiero intentar que lo sea, como dije antes, dentro de lo que se puede. Quiero ansiedad en mi corazón. Quiero eso y creo en eso. Creo que está él para mi, no importa el tiempo, no importa la gente que se cruce y que se vuelva a cruzar en el camino. Al final de éste, siempre estará él.

lunes, 25 de octubre de 2010

Límite

Pensé que ayer me había dado cuenta (y que por fin había aprendido) que todo tiene límites. Incluyéndome. Todo lo tiene. Pero creo que me equivoqué. Pasó hace dos minutos.
Típico día de semana en la noche: música aleatoria en mi iTunes y yo estudiando o pajareando. En este caso, está haciendo lo segundo. Pensaba en alguien, en una mujer que está enamorada y por orgullosa no lo dice. Intentaba darle una voz, intentaba crear una para ella. Una voz dulce, tranquila, pero segura, que insiste que esas cosas de amor no valen la pena. Todo normal hasta ahora.
Mi computador me habló. Esbozaba las primeras palabras de esta mujer, cuando suena de fondo una canción de la película Hércules (sí, la de monitos). Meg, la enamorada de Hércules, canta que no va a aceptar que está enamorada "... no me interesa tener novios. Eso es historia, ya lo sé todo". A lo que las musas (que actúan como narradoras en la película) le responden: "¿A quién crees que engañas? (...) bien sabemos dónde está tu corazón" Y yo dije que es la conciencia de esta mujer hablando. Sí, pasó todos los límites. Demasiada imaginación por hoy. En cualquier momento exploto. Maldita canción que me robó la idea.

jueves, 21 de octubre de 2010

Dime lo que sientes

Dime lo que sientes, dímelo otra vez
déjame escucharte, déjame creer
hasta donde llega, hasta donde va
dime que es muy fuerte , que nos va a durar.


Dime que aunque a veces cuestan tanto las palabras
dime que me llevas en la mente y en las ganas.
Dime que va más allá de una adicción, de la piel, del corazón
dime lo que sientes, dímelo otra vez y otra vez y otra vez


Habla con los ojos, habla con la piel,
habla con las manos, ponlo en en un papel.
Dime lo que sientes cuando yo me voy,
dime cómo duermes cuando yo no estoy


Dime que aunque a veces cuestan tanto las palabras
dime que me llevas en la mente y en las ganas.
Dime que encontraste todo lo que un dia buscabas,
dime que tu sientes lo mismo que yo

domingo, 17 de octubre de 2010

For everything


Y tomabas de mis manos. Las conocías como si fueran las tuyas. Si pareciera que fue recién ayer que estaba acariciando tu cara y bajabas los ojos como si tuvieras vergüenza de no sé de qué.
Ni te imaginas lo que daría ahora por sostenerte muy cerca, tocar tu pelo  decirte muy despacio al oído que todo va a estar bien. No hay de qué preocuparse. Es que quiero un día, sólo uno, para decirte lo mucho que te extrañado desde que te fuiste. ¿Aún estás por ahí? ¿Aún piensas en mí? ¿Me ayudarías a entender? Dime si estoy mal. Dime si ya las cosas no van a ser como antes. Aún quiero sacar de ti todos tus problemas, tus temores y regalarte, de vez en cuando, letras nuevas. Créeme. No hay nada que no sería capaz de hacer para volver a escuchar tu voz, buscar tus ojos y darme cuenta de que sí... aún miras hacia atrás.
¿Me dirías todo, cierto? En serio. Lo siento por todo, por culparte, por desaparecer, por olvidar y encerrarme. Lo siento, no puedo retroceder el tiempo. Y ¿sabes qué logre? Herirme por herirte.

viernes, 15 de octubre de 2010

Full Circle

Ya te había dicho. No soy ningún tipo de juego el cual puedes ocupar cuando quieras. No necesito venderte quien soy, ni decirte que te vayas a la mierda. Ya te habrás dado cuenta que no soy alguien que puedes controlar. Soy más fuerte de lo que parezco ser y soy mejor de lo que mereces. Tus palabras me resbalan y tus manos jamás me alcanzaron. No soy domesticable. No me voy a acostumbrar a tus malos hábitos, no voy a callar tu egoísmo, lo siento. No estoy en un error, no estoy siendo falsa, es lo que está en mi cabeza, te guste o no. Soy de una manera distinta. Ya vez que si intentas sujetarme puede que explote y muy cerca de ti. Me puse de pie y por fin te hice callar. Tengo decisión, me hago escuchar, sé llamar tu atención y cuándo gritar. Estoy orgullosa de mis logros, de ser la mujer que soy, de mi sexualidad y que puedo decidir cuando ir y cuando volver. No me interesa que me trates de convencer, tengo mis pies más que puestos en la tierra. No te quiero escuchar, no lo intentes, no te molestes... no me vas cambiar.

lunes, 11 de octubre de 2010

No me mires

Ya me acostumbro a la idea... o por lo menos tengo que intentar hacerlo. ¿Por qué? Porque él no me va a querer, porque parece que tengo más defectos que virtudes y porque mi piel no es perfecta. No es siempre suave y porque mis ojos no son claros. Mi pelo es un desorden y porque cualquiera ya puede ver que he crecido por todas partes. No sé ya ni cómo ocultarlo.
Él no me va a querer porque ella es mejor que yo, porque no es yo, porque no tiene mi cabeza ni las cosas dentro de ella. No me va a querer porque mis uñas no pueden ser de colores y porque no puedo ser de otra forma.
Ya sé que no me va a querer. Mis ojos se ven siempre cansados y porque mi cara no es suave y no puedo reír siempre. Él no me va a querer porque no quiere tener más problemas. Lo sé. Y yo soy uno.
Aún así... yo te voy a querer toda mi vida.  

Crime III

Tercero. Una cama y los dos mirándonos de frente. Te imagino con tus manos en mi cintura y tus ojos en los míos  (y es que nadie, además, toma de mis caderas tan bien). Te imagino en detalle buscando algún lugar en mi donde poder apoyarte. Por ahora guardas silencio y trato de adivinar lo que piensas, diciendo: te apuesto que te gustaría estar así conmigo todo el día, todos los días (yo diría que sí).

Crime II

Segundo. Una cama, tu al lado izquierdo. Te imagino con las manos detrás de tu cabeza y con los ojitos abiertos. Te imagino buscando mi mirada en tu derecha. Te pienso recalcando lo regalona que ando por acurrucarme tanto a tu lado. Por lo menos yo, te diría que me encantaría estar así todo el día.

Crime I

Primero. Una cama, tu al lado izquierdo. Te imagino con las manos detrás de tu cabeza y con los ojitos cerrados. Te imagino en detalle sintiendo tu pelo con tus dedos. Por ahora estas solo y pensando quizás en mi. Te pienso con ganas de estar de esa forma todo el día. ¿Sería mucho mejor si yo estuviera a tu lado?

sábado, 25 de septiembre de 2010

Peces



Si hay tantos peces en el mar
porqué siempre pesco el que no me deja nadar
o uno que le cuelgan muchas más.
Tal vez ella sea bonita si te gustan las sonrisas huecas,
las impresiones coquetas, las piernas perfectas al caminar.

jueves, 23 de septiembre de 2010

I am


Soy tímida, sensible, soy detallista. Soy tranquila y temperamental. Impredecible quizás. Soy vulnerable. Estoy cansada. Soy risueña y sé escuchar. Soy dulce. Soy corta de genio a veces. Tengo colores definibles. No me gusta esconder. Tengo flores secas. Tengo sueño y tengo letras y nuevas. Soy regalona... suave. Rompible. Soy firme y fuerte.
Entonces.
Decide. Tómame o déjame. No, no estoy apurada. Sólo quiero que me mires y que lo hagas bien.
Tómame y liberame de todas estas palabras que ya me hacen mal.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Not


Cause I'm doing things that I normally won't do
The old me's gone I feel brand new
And if you don't like it fuck you

sábado, 18 de septiembre de 2010

Nos veremos otra vez

Aunque te abraces a la luna,
aunque te acuestes con el sol,
no hay más estrellas que las que dejes brillar
Tendrá el cielo tu color,
no estés solo en esta lluvia
no te entregues, por favor.
Si debes ser fuerte en estos tiempos
para resistir la decepción
y quedar abierto mente y alma,
yo estoy con vos.
Si te hace falta quien te trate con amor,
si no tenés a quien brindar tu corazón,
si todo vuelve cuando más lo precisás,
nos veremos otra vez.

lunes, 13 de septiembre de 2010

All I need


Y mientras duermes te escucho respirar. Tan tranquilo que estás. No te quiero despertar, pero necesito besarte despacio en los labios. Estás tan cerca... tu aroma se irá conmigo hoy, por supuesto.
Me causas ternura. No puedo evitar acariciar tu pelo y recorrer las diagonales de tu cara. Y ahora es cuando recuerdo cuánto me has enseñado y escuchado.
Beso tu frente, bajo despacio hasta tu nariz, te dejo guiarme... ahora no quiero llevarte a ningún lugar. Cierra tu mis ojos y no sé... dime tu qué hacer.
Sigues durmiendo y aún tienes tus manos en mi cintura. ¿Sabías que eres el único que me trae esperanza cuando ya no puedo respirar? Si pongo mi cara muy cerca de la tuya, no puedo evitar sonreír. No puedo.
Quiero sentirte y respirarte. Quiero tocarte y vivirte. Despacio te acerco a mi y tu, muy dormido, te acomodas en mis brazos. Quiero leerte y no dejar de amarte. Pero por ahora me conformo sólo con mirarte dormir y besarte cuando no sepas. Espero que por ahora sea suficiente.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Permanent Vacation

Cerrado por vacaciones permanentes

lunes, 30 de agosto de 2010

Sentido

Después de escribir varios borradores, me di cuenta de que todo deja de funcionar cuando las cosas dejan de tener sentido. Todo es así. La vida es llevadera cuando tiene sentido. La pena es liviana cuando le das un sentido o si se quiere un fin, un bien más grande.
A pesar de eso, el tener un sentido no hace el silencio más o menos liviano (o pesado). El sentido del silencio no afecta el resultado del mismo. No lo hace bueno ni malo. Quizás lo conduce a otra dirección, pero nada más. No sé si alguien se ha preguntado eso... porqué el silencio, y cuando estas en silencio ¿por qué? ¿por qué lo mantienes? ¿por qué te gusta o incomoda? Si yo me preguntara el sentido de mis silencios creo que pasarían dos cosas: perdería todo mi encanto y me volvería loca.

viernes, 27 de agosto de 2010

Notes for him



Hoping that you're reading. Let me know.

Ahora que ya me puedo las piernas, que no me tiran y me permiten estar donde estoy ahora, volví a leer tus cartas. Las he guardado muy bien ¿sabes? Me he preocupado de guardarlas en un lugar donde no les llegue el sol, así no se van a desteñir ni las hojas se pondrán feas tan luego. Las dejé en una parte visible para que cada vez que necesite las pueda mirar sin mucho esfuerzo... ni te imaginas cuántas veces me han sacado sonrisas. Ese era el fin ¿cierto? Hacen que un escalofrío recorra fuerte mi espalda... ni yo sé bien qué es lo que me indica eso. Las repaso una y otra vez y me hacen sentir bien. Aunque las cosas no están ahora como alguna vez esperamos, me siento feliz por todo lo que pasó. Tengo la sensación de que sin imaginarme te traje vida, sin darme cuenta creo que te llené de colores y te di sentido para muchas cosas... lo mejor de todo es que no forzosamente tiene que ver conmigo. Te ayudé a estar contigo y estar bien. Creo que nada, absolutamente nada, me pudo haber hecho más feliz. Sino me equivoco, alguna vez te dije... las cosas que me hacen feliz, no necesariamente tienen que ver de forma directa conmigo. Quizás no estamos bien, o quizás lo estas (que sería lo mejor, en este caso), pero me quiero jactar de que te hice bien, de que tomé parte de ti y le di un respiro... y eso es algo que espero que sea permanente. Creo que eso es todo, por ahora. Un beso.

Please, I really want to know.

lunes, 23 de agosto de 2010

Sólo el mar


Bucear en el fondo de tu alma
Tenderme en tu calma, y en tu borde navegar
agua cielo, cielo y agua resumen en ti
sólo el mar, sólo el mar, sólo el mar

Contemplarte, en tus tardes cenicientas
Y en las caracolas de tu enfado naufragar
Nubes grises, mil tormentas resumen en ti
sólo el mar, sólo el mar, sólo el mar

Y en tus olas mi temor
y en tu brisa mi deseo
y al compás de tu marea
el puñal de mi mareo
y mirarte y encontrar
solamente tu reflejo
en el mar, en el mar, en el mar

Derramar tu esencia en el cuenco de mi mano
Perderte, recogerte y volverte a derramar
Sal, coral, espuma y barro resumen en ti
Sólo el mar, sólo el mar, sólo el mar

miércoles, 18 de agosto de 2010

Dejarla partir


Soltó su mano y dijo:
- No me importa, ya me hiciste mal. Me da lo mismo lo que sientas. No calza lo que dices y haces. No entiendo... y de nuevo, no me importa. -
- Mira, las cosas no son tan así... -
- Dime entonces cómo son. -
- No es tan fácil... -
- Es que para ti nada lo es. Era tan simple como decirme "no quiero nada contigo".-
- Pensé que estaba asumido... -
- ... -
- No quiero separarme de ti -
- Demasiado tarde te diste cuenta. Se te olvidaron las cosas más importantes y ya no tienes nada que hacer.-
- Te quiero... -
- No me importa -
Se puso de pie y se fue con las manos y dientes apretados, aguantando el llanto. Él siguó sentado. No hizo nada más. Sólo la vio partir.

lunes, 16 de agosto de 2010

Seminare

Hace días que tenía la canción en la cabeza. Play

Quiero ver, quiero entrar,
nena, nadie te va a hacer mal,
excepto amarte.
Desde su cama se perdió en la melodía. Miraba el techo. El sol le llegaba directo en el rostro esa mañana. Cerró los ojos y cantó sonriendo.

Vas aquí, vas allá,
pero nunca te encontrarás
al escaparte.

Dios sabe porqué, pero cada vez que escuchaba la canción le gustaba imaginarse caminando. Si, caminando. Por horas y sola.

No hay fuerza alrededor.
No hay pociones para el amor.
¿Dónde estás?
¿Dónde voy?         (A ninguna parte)
Porque estamos en la calle de la sensación,
muy lejos del sol... que quema de amor.

Se imaginaba cruzando la calle corriendo. Siempre le había dado susto cruzar la calle. Se imaginó sentada en cualquier suelo con sus puntas de pie muy estiradas y muy juntas. Pelo amarrado.

Te doy pan, quieres sal.
Nena, nunca te voy a dar
lo que me pides.

Respondió como si le hablaran a ella. No era mucho lo que pedía. Quizás sí. Se corrigió.
Te doy Dios, quieres más,
es que nunca comprenderás
a un pobre pibe.

Se fue al mar. Aunque nunca aprendí a nadar, siempre me ha gustado correr por la orilla. Asi como... escapar del agua. Que pava.

Esas motos que van a mil
sólo el viento te harán sentir      (¿y si corro?)
nada más, nada más.
Si pudieras olvidar tu mente
frente a mi, sé que tu corazón
diría que sí.

Es que es imposible. Lo siento. No.
Le hubiera encantado levantarse y salir a caminar.

No hay fuerza alrededor.
No hay pociones para el amor.
¿Dónde estás?
¿Dónde voy?
Porque estamos en la calle de la sensación,
muy lejos del sol... que quema de amor.

Recordó que no podía. Ni esto, ni lo anterior, ni nada. Sus piernas, ni espalda la dejan. Se tapó hasta la cabeza y siguió durmiendo. Quiso, en realidad.

sábado, 14 de agosto de 2010

Soneto LXVI



No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de esperarte cuando no te espero
pasa mi corazón del frío al fuego.

Te quiero sólo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.

Tal vez consumirá la luz de Enero,
su rayo cruel, mi corazón entero,
robándome la llave del sosiego.

En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.
 
Pablo Neruda

domingo, 8 de agosto de 2010

So enjoy

- No quiero que te muevas. Escucha con atención y no demuestres reacción alguna de lo que te estoy diciendo. Vas a tener que fingir que nada está pasando. -
Tomó un largo trago de su vaso. Sus manos temblaban. Continuó mirando hacia el frente intentando seguir las indicaciones de ella al pie de la letra.
- Si logras alcanzarme te voy a dejar hacer y deshacer. -
Ella se dio media vuelta y salió del salón. Él la siguió rápido recordando palabra por palabra lo que ella le había prometido.
- Supe que no has hecho las cosas bien. Me gusta que sea así. Me excita. Voy a tomar el tiempo que necesite. No preguntes. No sientas vergüenza. Deja de temblar que quiero darte un poco del azúcar que pondré por mi cadera y que podrás lamer. No te muevas aún, escúchame, que pronto tus manos podrán saber quién te ha estado hablando desde tan cerca. Tranquilo, tómatelo con calma que hoy no te escapas. Now if you're ready, come and get me. -
La seguía por los pasillos del Casino, no dejaba de mirar sus piernas y su pequeño vestido negro.
Ella se detuvo, se puso frente a él. Acarició su pecho, ya casi llegamos. Pasó sus dedos por su boca, mordió lento su oreja. Tiró despacio de su pelo, dejó que él la tomara por la cintura, respiró fuerte y le disparó.
Él cayó al suelo. Muerto de inmediato.
- Sabía que ibas a quitarme todo, hijo de puta. Ya lo tengo devuelta -

sábado, 7 de agosto de 2010

Tontería



A veces pienso qué pasaría
Si un día de estos te doy un beso
Te gustaría, te encantaría
Te morirías o me odiarías

Pasan las horas y los minutos
Y yo no duermo ni un segundo
Y sólo sueño con que algún día
Vuelvas a ser mi compañía

Y ya no aguanto
Me duele tanto olvidar

Tu sonrisa, tu mirada, tu reír a carcajadas
o tu pelo, o tus besos, tu aroma, tus consejos
Tu sonrisa, tu mirada, tu reír a carcajadas
o tu pelo, o tus besos

Que tontería tenerte cerca
Si no consigo estar contigo
Y creo que es dificil el poder olvidar
pero es más dificil que tu me vuelvas a amar

Y ya no aguanto
me duele tanto olvidar

martes, 27 de julio de 2010

That dress

Bésame mientras aún puedas.
Bésame mientras las mariposas aún salgan desde mis manos.
Abrázame y cuídame mientras te lo permita.
Bésame cuando cierre los ojos y cuando escriba.
Bésame hasta cuando no haya nuevas formas de tomarme.
Bésame ahora, antes de que tus labios pierdan su dulzura.
Bésame cuando esté sentada en ese columpio y no sepa dónde mirar.
Llévame donde mi imaginación no alcanza y donde la luz no llega.
Bésame en esa pérgola... usa lo que quieras y yo me pondré mi vestido.
Dime lo que sientes una y otra y otra vez.
Muéstrame lo que no sé y lo que conozco pero de otro lado.
Bésame. Sólo bésame.

lunes, 26 de julio de 2010

11 y 6

Ella no dejaba de reír ni de bailar ni de tomar. Si hubieran visto cómo se movía justo al lado de su mesa en ese pub. No paraba de cantar y levantaba sus brazos. Cada cierto tiempo se sentaba en su silla y lo besaba. Cuando lo hacía, él cerraba lentamente sus ojos, intentaba darle el beso más suave, pero ella, al recibir el primer toque de labios, se alejaba y seguía bailando. Casi olvidando lo que acababa de pasar. Él la miraba intentando mostrar que quería más; más besos y más atención... más de ella, en realidad. Luego de un rato, Mariajosé repetía lo mismo y pobre de él que quedaba con más ganas de besarla y de tenerla cerca. A veces dejaba los labios estirados para ver si ella se devolvía a besarlo. Claro que no lo haría: quería bailar y él quería besar. Y yo pensaba... me encantaría que me hubieran deseado así.

sábado, 17 de julio de 2010

¡Dije!

- Tenía el pelo mojado. Así como húmedo -
- Ya... -
- No sé porqué, pero insistían en hacerle el exorcismo, a pesar de que ella no tuviera nada -
- ... -
- El asunto es que ella se paró sobre la cama y saltó sobre el cura -
- ... -
- Sí, y el cura se cayó al suelo -
- ¿Y cómo murió? -
- Apretó su cuello hasta que lo atontó. Después, no sé cómo, le desencajó la mandíbula, la rompió. Le abrió la boca hasta lo que más pudo -
- ... -
- Y bueno, después metió la mano por ahí e hizo otras cosas... así murió -
- Se me revolvió la guata -
- No sé porqué pasan esas cosas por mi cabeza -

lunes, 12 de julio de 2010

The first place

Ya dije. Y qué hay de malo si creo en todas esas cosas. No entiendo. Por burlarte y quejarte me convenciste de que eres todo un fama. Y tanto que decías ser cronopios.
Por esforzarte tanto, por intentar de todas maneras ser diferente, caíste en el promedio. Por no mantenerte en tu línea.
No me considero diferente al resto, ni una persona poco común. Para nada. Lo que sí me hace diferente a ti es que he aprendido a lidiar conmigo... tu te adaptaste a ti. Por eso eres fama.
Sí, aprendí a vivir conmigo, con mis dolores, con mis mañas y colores. Aprendí que con atar bien mis zapatos, de ninguna manera me aseguro que no me vaya a caer. Aprendí que no importa si puedo pintar en una hoja los colores que veo cuando cierro los ojos... nunca será igual. Nunca. Aprendí que no importa las veces que llore, las cosas no van a cambiar. 
Sé que a penas dejas de esperar, todo llega. Sé que mientras tengas un espacio para ti, nada estará mal. Sé que si algún día despierto y me doy cuenta que lo extraño... sé dónde buscar.
Creo en todas las cosas que te burlas. Da igual. Por lo menos yo soy feliz.

domingo, 11 de julio de 2010

Stop, you're makin' me blush


Sé que me demoro. Es que no quiero dejar de ir y venir por tu piel y quedarme en ella. Y no, no creo que tengas alguna idea de lo que estás haciendo. Olvídate y recuerda la forma en la que mis manos recorrieron tu espalda, cuando te tomé con fuerza y cuando mis dedos se enredador en tu pelo.
¿Te acuerdas cuando no dejé que movieras tus manos?... cuando las até con las mías. No dejé de acariciarte y mis dedos tocaron tus labios para luego buscar un poco más. Sí que me acuerdo cuando ibas lento por mi espalda, cómo pasabas por las curvas y que también buscabas por dónde continuar.
Aún no dejo de sentir tus manos en mi cabeza, tirando despacio de mi pelo. Aún siento tus brazos levantando mi cintura. Aún no dejo de sentir tus brazos alrededor mío, queriendo mucho más que besos, mucho más de mí.
Si todo parece nacer y terminar en tus brazos y en mis manos.

lunes, 5 de julio de 2010

Cuarto

Me tocaste mal y me lo hiciste peor. Pobre hombre. No supiste cómo recorrerme ni cómo besarme. Cuando no pude más, te levantaste rápido y te vestiste. Hice lo mismo. Me peiné con el nudo en la garganta y limpié el rimel de mis mejillas. Me dolió. Sólo sonreías... estúpido. No quiero, no te quiero, no lo quiero creer.
Ya tuviste todo ¿Para qué más? Quieres mantenerme ahí para que puedas irte tranquilo, sabiendo que me usaste y me ahogaste, que me botaste al suelo y quebraste mis piernas. Imbécil, ni remordimiento te dio. Me quitaste el aire tapándome la boca. Y te advertí, te lo dije. ¡Cómo mierda eres tan poco hombre! Te dije, hueón, que soñaba con tu piel, que necesitaba tenerte cerca, muy cerca. Te burlaste de mi, te reíste en mi cara. Nunca me habían besado con tanto desinterés, tan mal. Es tan fácil hacerlo cuando lo único que quieres es sacarme la ropa. Claro que fui la calentura.
Por tu culpa tiemblo cada vez que pienso en ti, cada vez que recuerdo cómo cerrabas tus ojos mientras te movías haciendo un recuento de hace cuánto tiempo no te acostabas con alguien... y nunca recordaste que para eso se necesitaban dos personas. Estaba sola en esa cama.
Pero no. Se acabó. No me tendrás como siempre. No estaré allí cada vez que quieras un poco de mi. No te molestes ni en acercarte, idiota. No te soporto. No quiero tus palabras bonitas, no te quiero cerca, ni en mis labios, ni en mis sábanas, ni en mi piel. No quiero escuchar, no quiero nada. Lo siento, no eres mi dueño, no eres nadie ni lo vales. Déjame.
Pagaría por verte como yo, pagaría por verte arrastrándote, ahogado, sin conciencia, con la sonrisa quebrada y con un sabor a sangre continuo en tu boca. Sí que lo haría. Sí que te tomaría, tomaría todas tus fotos y tus recuerdos... sí que te prendería fuego.
Con todo mi amor. 

domingo, 20 de junio de 2010

Oh darling, please believe me (III)

Y con todo, no dejo de escuchar música.
Me dan ganas de estar aún más cerca. Que me recuerda cuando me tomas por la cintura mientras me apoyo en ti.
Siento tus caderas tan cerca de las mías... no, por favor no te alejes... que ya a estas alturas estoy dependiendo de ti... como nunca me había pasado. Quiero sentirte así siempre. Así es como quiero estar, así es como quiero hacerte sentir.
Quiero ahora tus manos en las curvas de mi espalda... tiraré de tu polera en señal de que por ningún motivo quiero dejarte ir.
Quiero tocar tu espalda, quiero que me beses cerca del ombligo.
Es que cada vez que me abrazas, adoro refugiarme en tu pecho. Que me haces sentir segura, que alguien cuida de mi, que nada... absolutamente nada, me hará daño.
Créeme que si pudiera lo haría todos los días. Recorrería con mis dedos desde tu cuello y muy despacio bajaría, esquivaría algún lunar y sentiría tu piel como la mía.
Me encantaría.

domingo, 6 de junio de 2010

Somethin' left unsaid (II)


He permanecido cierto tiempo mirando mis piernas.
Me gusta que su piel nunca deje de estar estirada.
Me gustan en color y en textura.
Me gustan aunque no me soporten, porque saben moverse y porque no me escuchan.
Les gusta recordarme que están ahí.
Me gusta cuando intentan mostrarme que aún son fuertes y me hacen reír por la mentira.
Me gustan porque saben mostrarse, saben andar y cómo engañar.
Me gustan más cuando tu mano está sobre ellas, porque saben cómo atraerte y hacer que las busques.
Y me gustan aún más cuando se enredan con las tuyas.

lunes, 17 de mayo de 2010

Sol

Es que no me concentro. No lo pude evitar. En tus ojos ya me perdí.

Ando perdida. Ando en todas partes menos conmigo. Ando entre flores, entre música y entre caramelos.
No me encuentro los pies, me quedé sin cintura y sin nariz. Me dejaste sin manos y sin mis lápices. Ni letras.
Es que no me importa, sólo quiero cuidarte; cuidar tus pasos y tus sueños. Cuidar tus manos y tu espalda.Cuidar tu piel que ya le encontré un par de rasguños que alguien te hizo por ahí.
Si no son mis manos, serán mis besos quienes te sanen. Todo irá a pasar... pronto vas a ver el sol brillar.
=)

jueves, 13 de mayo de 2010

Show me

Y me parece que todo es tan nuevo.
Es como si sólo tuviera tu imagen en mi cabeza cada vez que me levanto en la mañana y cuando estoy por dormir. No sé. De alguna forma, no sé cuál, aunque no estés, te siento tan cerca... tan real. ¿Te atreves? ¿Y si te invito a lugares donde nunca has estado? ¿Tomarías de mi mano?
Quiero contarte sobre las cosas que he visto y que he escuchado. Quiero mostrarte lo perfecto de las letras y lo delicado del viento. Quiero regalarte mariposas y un par de rayos de sol. Quiero enseñarte cómo mirar las gotas de agua y la forma en que te hablaré al oído. Quiero aprender de ti. Quiero enseñarte cómo tomar mi cintura. Quiero... sólo te quiero a  ti.
¿Ven? Ven y abrázame. Puedes hablarme de todo y de nada. Puedes besarme, puedes caminar conmigo y conversarme de lo dulce de las cosas y contarme sobre sus colores
Puedes preguntarme. Puedes pedir y puedes entender qué es lo que significa ser mi parte favorita del aire.

lunes, 26 de abril de 2010

Melonoche N°23: Mundo

Me mira y se revuelve el mundo. Me habla y me quita la respiración.
Le sonrío para que no sepa qué es lo que está pasando por mi cabeza. Le pregunto quién es ella de quien tanto habla.
Apuesto que es preciosa... que es delicada, risueña y de pestañas crespas... me dice lo enamorado que está, mientras yo no dejo de pensar que ella vivirá con lo que yo he querido hace tanto.
Espero que lo abrace fuerte, que lo ame y tome de su mano. Que le entregue todo lo que tenga y que sepa escucharlo como yo lo hago. Que se ría con él, que lo acompañe cuando esté inseguro y que sepa abrigarlo.
Me cuenta de ella, cuánto la necesita y yo no puedo dejar de fijarme en la forma en que sus ojitos brillan.
Porque aún pienso en que ella vivirá con todo lo que yo he querido hace tanto.
Espero que le haga bien, que le diga buenas noches por mi y que sepa la suerte de tener a alguien como él.
Me mira y se revuelve el mundo. Me habla y me quita la respiración.

jueves, 15 de abril de 2010

Melonoche N°22: Mañanas

Apenas abro los ojos en la mañana veo tu carita. Tus ojitos cerrados… eres tan tú. Vienen a mi cabeza los recuerdos de lo difícil que todo fue, del tiempo que pasó y digo por fin.
Te beso en la frente y me levanto. Camino a la cocina con la poca ropa que traigo puesta. ¿Qué importa? No hay nadie más. Sólo tú y yo.
Preparo un café cortado y una leche. El sol entra tímido por la ventana. Sí, hace frío. Quiero volver a acostarme. Preparo una bandeja con el resto del desayuno.
Llego a la pieza y sigues durmiendo. No te has dado cuenta que yo no estoy ahí. Dejo la bandeja sobre mi lado de la cama. Camino hasta el baño, me miro al espejo y me peino un poco. Quizás vuelvas a despeinarme.
Te despierto, me miras y sonríes. Dices buenos días abriendo de a poco los ojos. Eso es lo que hace todo, que me encantes. Comemos, conversamos y nos reímos. Te tomas el poquito que siempre dejo de leche. Te levantas y dejas la bandeja en cualquier parte, menos en la cocina. Te acuestas de nuevo, me acercas a ti y me abrazas. Me besas y sí, tuve razón: me despeinas de nuevo.

martes, 30 de marzo de 2010

Stickwitu




Even though I pretend that I've moved on
You'll always be my baby
I never found the words to say
You're the one I think about each day
And I know no matter where love takes me to
A part of me will always be with you

domingo, 28 de marzo de 2010

Menos yo

Aún amo cuando tomas de mi mano y me acompañas a mi casa. Sí, me encanta. Aunque tengo restos de arena en la piel y me duelen los pies al caminar. Más de lo que debiera, quizás.
Sin duda no soy lo que esperas y probablemente nunca lo fui, ya no sé. No fue bastante lo que tengo. Eso sí.
¿Ya no fue suficiente? ¿No te dije ya que no soy así? Fueron esas cosas las que hicieron que simplemente no quisiera levantarme... juro que lo intenté.
¿Crees que me sentaré a llorar? ¿Creíste que iba a rendirme? De ningún modo. No, no sé. Tengo tanto desorden que ni sé por dónde comenzar a deshojar todo esto.
Dime que mucho de lo que dijiste no es verdad... prefiero que sea para molestarme.
Soy un completo nudo.
Quiero que salgas de mi pieza, pero que vuelvas a ver cómo estoy... si necesito un abrazo.
No, no te preocupes que no haré nada y cualquier cosa que pase... te estaré cuidando las espaldas. Como siempre dije.

sábado, 27 de marzo de 2010

Mañana


Me gustaría que creyeras, me encantaría creerte.
No quiero pensar en cómo será si las cosas salen diferentes.
Hoy quiero cerrar sólo los ojos.
Me encantaría sentir frío y tu mano en mi espalda.
Me gustaría sentirme bien, sabiendo qué decir, con la seguridad que puedo pisar sin caer… es que me has quitado todo… y me encantó.
Quiero que juegues con mi pelo. Quiero llorar y que me consueles… sólo como tu lo haces.
Sólo unos pocos segundos… quizás no es muy tarde.
Espero que no.
Me encantaría besarte.
Me encantaría que me creyeras.
Me encantaría creerte.
Hoy ya no. Quizás mañana.

martes, 16 de marzo de 2010

Ay

Cuando hay algo que parece brusco o peligroso, es nuestro instinto tomarnos fuerte de las manos.

sábado, 13 de marzo de 2010

Melonoche N°29 - The open door

Instrucciones: Favor leer mientras lea (comienza a leer pasado un minuto de la canción o simplemente después del silencio)
Canción: Evanescence - Good Enough

Estás preciosa hoy. Mi niña. Eres lo mejor que me ha pasado… y lo escucharás de mi boca tantas veces… jamás me cansaré de decírtelo. Tus zapatitos rosados con flores son lo más lindo. ¿De quién son esos zapatitos? ¿De quién son esas manitos tan bonitas? Es que no pareces real. No importa lo que pase, siempre nos tendremos ¿cierto? Eres tan pequeñita y eres tan grande como el universo para mí. Ven. Sí, tranquila hija. No llores más. Shh. Mami está aquí. Que no te asusten los ruidos, mi amor. Todo estará bien, lo prometo. No llores más que no quiero llorar contigo. Ven hija. Eres preciosa… y las niñas tan bonitas como tú no se asustan. Nos sentaremos aquí, al borde de la cama, y le vamos a pedir a Diosito que nos proteja de lo que sea que esté pasando aquí en el sur. No te preocupes hija, mientras estemos juntas las dos, estaremos bien.

Terremoto, 27 de Febrero 2010

martes, 9 de marzo de 2010

Notice me


Mírame. Toma mi mano. ¿Notas que estoy a tu lado? Perdón... es que no tengo ningún otro tipo de grito por ayuda... nada más fuerte que esto.
¿Me explicas? No entiendo, y es en serio. ¿Por qué todo avanza sin mí? ¿Por qué no puedo dejar de llorar? ¿Por qué me siento tan pequeña? ¿Por qué no puedo?
I guess I need you.
Me cuesta tanto escuchar. Me aflige saber que cada vez que intento salir, algo agarra de mí y me empuja tan fuerte.
Mírame. Espérame. ¿Notas que no ando bien? Por favor, dime que sólo saldrá, que apenas despierte de todo esto veré tu carita y, al fin, podré abrir la ventana.

lunes, 8 de marzo de 2010

Bubbly

I've been awake for a while now
you've got me feelin' like a child now
cause every time i see your bubbly face
i get the tinglies in a silly place

It starts in my toes
and I crinkle my nose
where ever it goes i always know
that you make me smile
please stay for a while now
just take your time
where ever you go
 
The rain is fallin on my window pane
but we are hidin in a safer place
under covers stayin safe and warm
you give me feelings that i adore

But what am i gonna say
when you make me feel this way
I just... mmm