viernes, 24 de julio de 2009

Aire

Ya van varios días en los que me agarro el pelo y me lo tiro hasta que salen unos cuantos. Es que por la puta que es frustrante... hormonas de mierda. Me tienen allá, ni siquiera yo sé dónde, y me ayudan a tirarme el pelo, me amarran los pies y me botan, me levantan, me empujan y... obvio, me vuelven a botar.
Es tan fácil hablar, lo difícil es decir lo exacto. Y ahí está el problema: entender, hablar y luego no esconderse, eso es lo imposible y quizás sea eso mismo lo que hace que me tire el pelo. Lo triste (hasta patético) es que no puedo salir: ya entré a este problema, y cuando ya te has sumergido tanto, no puedes salir. Yo me quedaré aquí esperando a que cada una de esas cosas, que parecen insignificantes, se lleven pedacitos de mi piel y los escondan... obvio que no sé dónde, y si supiera no iría con ellos; no están seguros ahí, pero sé que están donde deben.
Si pareciera que estoy como cualquier personaje de cualquier novela contemporánea: siempre el ciclo platónico retorna al punto catastrófico. Heme aquí. Eso es lo horrible de querer: se necesita estar enfermo, obsesionado. Es exactamente una obsesión fanática, una prioridad por la cual hay que hacer sacrificios. Sin el fanatismo no se hace nada importante. Mal.

Es que estoy tan acá, tan sentada... tan sin hacer nada. Es que soñé y me prometí tantas cosas, que no es amable verte igual... no tan igual, pero igual al fin y al cabo. Y a veces es desesperante escuchar un permanente reloj en tu cabeza, que suena, que te apura, que me dice que lo siga, que no me puedo quedar atrás... daría todo por quedarme atrás, como lo hacía hace un tiempo. Es que ¡¡¡aaaahahh!!!! si era tan usdygf sentarse en la ventana por horas con los pies colgando y ver a ese árbol meneándose... para allá y para acá. No me doy espacio, nadie me encerró, yo lo hice... bueno, quizás me ayudaron un poco, pero sólo un poco. Y soy una pésima porque lo reto cuando me quiere obligar a... volver a mí. ¡Ahí esta! Puta que costó darse cuenta.

Él es mi solución, hasta, quizás, me llevaría a mi obsesión fanática.

Ruego que tu lo seas.

Es que es tan tarde, te vi el día completo y... no sé, quiero que estés aquí, abrazándome y que me digas que todo va a estar bien, que me beses los ojitos cuando lloró porque... porque los caracoles no se cambian de casa. Daría... letras... ¡sí! letras, por verte medio segundo, o ni siquiera verte, con saber que estás al ladito mío; tengo el mundo completo en mis manos.

No se me ocurre quién más puede, nadie... sólo tú. Tu eres de quién estoy dependiendo, tu puedes decirle a esos colores que me asustan que se vayan, tu puedes amarrar todas esas voces para que yo pueda leerlas y ordenarlas tranquila. Estas durmiendo... ¿ven? Ven, quítame el reloj de la cabeza y amarra mi aire cerca del tuyo.

Esto pasa sólo en invierno.




domingo, 19 de julio de 2009

Recordatorio

Recién cambié el mail que utilizaba para este blog y por esto cambió la fecha de inscripción de blog... ahora dice Julio 2009, cuando en realidad fue Marzo 2007. No olvidar ¬¬

sábado, 18 de julio de 2009

Hot


We can turn the heat up, if you wanna
Turn the lights down low... if you wanna.

domingo, 12 de julio de 2009

Bloqueada

Odio esto. Cuando tengo todas las ganas, pero nada en la cabeza. Me carga cuando miró una página en blanco y por la mierda que me enoja cuando nada sale de mi. Me frustro y después, la muy estúpida, me da susto (¡susto!) volver.
¿Por qué cuando tengo todo el tiempo del mundo mi cabeza esta callada, en silencio la estúpida? aaagh... rabia.
Solución: tengo que dejar de pensar tanto, la creatividad (o a veces, la tontera) fluye. No iré con una idea clara en la cabeza, que salgan cosas: sin corregir, sin censura, sin borrones, sin editar y sin juzgar. A la vida, como fui a mi examen esta semana.
Ya Pancha, para de webiar, sale de tu casa y corre una vuelta alrededor de la manzana... a lo mejor así se te ocurre algo bueno.

miércoles, 8 de julio de 2009

=)


La sabiduría llega cuando no nos sirve para nada, no se puede evitar.
Y todo lo que pasa conviene, son las reglas del destino, son las reglas del amar.
Cuando querías un abrazo, yo quería emborracharme con los flacos en el bar,
cuando yo quería la rutina, decías quiero aire, necesito libertad
cuando querías la rutina, yo decía quiero aire, necesito libertad.
Pero al fin si es amor, cruzará huracanes y tormentas
pero al fin si es amor, beberemos solo su belleza.
Al otro día como el ave fénix me levanto con el pie derecho y rio sin razón,
llevo una locura caprichosa, caprichosa las canciones, me abren su gran corazón.
La música es mi chica caprichosa que cuando no toco el piano me manda al infierno,
Pero al fin si es amor, cruzará huracanes y tormentas
pero al fin si es amor, beberemos solo su belleza.
y si es amor, comeremos en la misma mesa
y si es amor, lo que nunca compartimos, las vidas que no vivimos juntos
dos miradas que esquivamos, las mentiras que dañaron
nada nos importara, nada nos importara, nada nos importara
si es amor.

Por supuesto de Fito (L)

lunes, 6 de julio de 2009

¡Paf!

Son las 11:29 de la mañana, el Lunes 6 de Julio del 2009. Un día con sol, bonito de hecho, no hace tanto frío. Quedan pocos minutos.
Examen de mierda que tengo de Teoría Democrática que me tiene estresada. El 50% del ramo. No puedo decir que fui a todas las clases, pero sí fui a la mayoría. Encuentro que es injusto que a pesar de todo tenga la presión de repetir este ramo... no estoy muy feliz. Estoy estresada, tengo ganas de llorar, seguramente el profe me hará llorar. Quiero arrancar, decirle al profe, sin ánimos de ofender porque igual es amoroso, que se vaya a la xuxa con su ramo.
Son las 11:32 y estoy más estresada. Estudié muchísimo, pero siempre uno puede estudiar más. Tengo susto, mucho susto. No quiero reprobar el ramo, me esforcé mucho como para reprobarlo.
Me quedan diez minutos y creo que esta es la mejor forma para sacarme el estrés. La otra sería llorar, pero no es recomendable ahoritas.
Ojalá el profe se apiade, que las ayudantes también lo hagan.
Iré.

sábado, 4 de julio de 2009

Viejo

Siempre, todos, necesitamos cambiar. Necesitamos, tal vez, rotar, girar, avanzar o trasladarse. No sé.
Lo horrible que debe ser mantenerse siempre igual "cortando el mismo clavel, viendo las mismas nubes".
Hoy lo haré yo... se supone.
Me gusta cambiar las cosas de vez en cuando. Mi pieza, mis cuadernos, los colores, el peinado, la risa: cosas simples.
Y ya era suficiente en todo caso, mucho tiempo, tenía que de cambiar el template (o layout, como quieran) de esto. Mucho tiempo todo igual.
Este coso en Internet que me trae tantos problemas existenciales.
Gracias
¿?

Swing

No puedes decir que no tengo.