jueves, 23 de abril de 2009

Amor en rojo

¿Cuál es el problema? Cuando haces todo lo que haces comienzo a juntar la mierda. Siempre es lo que quieres, y cuando tú quieres. ¿Y si ya no? Cuando recuerdo me dan ganas de sacarte las tripas por la garganta o meter un palo de madera por tu nariz y revolverte el cerebro. Las cosas como son. Me cargas. No regalas. ¡Ni hueles! Un hombre sin olor no es hombre.
De pensar que eras una persona distinta, con colores con suficiente luz y contraste como para crear algo nuevo. Jamás te negaré que cometí mis propios errores y me costó literalmente un ojo de la cara aprender de ellos, pero tú… tu, por la chucha, te diste cuenta de la mierda que habías dejado y sí, como eres el hombre de las valentías, te importo un pico y dejaste todo tal cual como estaba y peor aún... te escondiste. Maraco. Me encantaría convencerme de que no vales mi tiempo, que no vales su tiempo… ni el de tu mamá, no vales el tiempo de nadie, ni del banco que sólo quiere tu dinero, ni de tus hermanos, ni de tu jefe, ni de nadie.

miércoles, 15 de abril de 2009

Canción



Please, no more mistakes... 'cause in your eyes I'd like to stay.

martes, 14 de abril de 2009

No creo en ti

If you don't... then just leave.

martes, 7 de abril de 2009

Actividades

Cuando era muy pequeña, unos seis o siete años probablemente, me encantaba que mi profesora supiera siempre que yo estaba atenta a su clase, que hacia hasta lo imposible para ganarme uno de sus premios por hacer las cosas bien. Lamentablemente sólo era una niña con el pelo desordenado, que no causaba problemas y que no lograba mucha atención por parte de la profesora.
Un día, mi profesora escribió en la pizarra con tiza la palabra "actividades" como título, se dio vuelta y dijo que fuéramos a buscar el cuaderno azul a nuestros casilleros.
No creo que haya sido la primera en levantarme cuando anuncio este (mi) nuevo desafío, pero no dudé en hacerlo a penas lo dijo. Caminé rapidito hasta el final de la sala, saqué mi cuaderno y volví a mi asiento. Mis compañeritos siempre solían jugar mientras iban a buscar sus útiles a los casilleros y ese día no fue la excepción.
Entre todo el ruido que había y yo muy sentada y acomodada en el primer asiento de la sala, abrí mi cuaderno y con el lápiz mina típico Faber Castell N°2, escribí grande en la parte de arriba de la hoja: "ACTIVIDADES".
Mientras me preocupaba por subrayar el título, mi profesora Marcela preguntó con un grito que quién ya lo había escrito. Un silencio profundo se instaló en la sala cuando ella preguntó. Yo no perdí mi oportunidad y levanté mi mano haciendo notar que yo ya lo había hecho.
Mi profesora revisó mi cuaderno y luego me dio un dulce. Creo que fue la primera vez que conseguí algo por mi propio esfuerzo.

viernes, 3 de abril de 2009

Caca

Se levantó de su cama y miró por la ventana. Necesitaba que la abrazaran, que alguien (no importa quién) le dijera que no se preocupara, que todo iba a estar bien y que esa noche se veía hermosa... como nunca.